Las causas de la riqueza – Ludwig Erhard – Abolición del control de precios

Las causas de la riqueza – Ludwig Erhard – Abolición del control de precios

El socialismo Nazi había implantado un ferreo control de precios que se mantenía a pesar de haber terminado la guerra. Éste control de precios estaba causando la escasez habitual que conlleva esta nefasta medida, Ludwig Erhard eliminó el control de precios y desapareció la escasez y el mercado negro, sentando las bases de la prosperidad actual de Alemania.

Los ejemplos actuales de las nefastas consecuencias del control de precios, los vemos en los países que aplican el Socialismo (el actual y el del Siglo XXI), donde la escasez y la pobreza que trae consigo es algo cotidiano

Las causas de la riqueza – Ludwig Erhard – Abolición del control de precios

Berlín, Julio de 1945 (video en color) – Las Causas de la Riqueza – Ludwig Erhard – Abolición del Control de Precios

Kaialde 26/03/2016

Berlín julio 1945

En Julio de 1945 Berlín estaba en ruinas. En el vídeo se aprecia desde el aire, el grado de devastación

 

Hitler y el Socialismo

Hitler había implantado un sistema de producción socialista y autárquico.

Un sistema insostenible a medio/largo plazo en un Estado enormemente poblado y carente de materias primas; de ahí que la guerra fuera inevitable con el objetivo de autoabastecerse mediante la anexión forzosa de nuevos territorios, en un mundo en el que se había abolido la libertad de circulación de mercancías, personas y capitales; libertades que fueron causa de enorme prosperidad en casi todo occidente en el siglo XIX y principios del XX.

En este sistema socialista de tipo germánico (nazi) -en palabras de Von Mises- “los empresarios son empleados públicos. Los llamados empresarios podían comprar y vender, pagar a sus trabajadores, contraer deudas y cubrir intereses y amortizaciones, pero ya no son empresarios.

En la Alemania nazi se les llamaba directores de taller o betriebsführer. El gobierno indica a estos aparentes empresarios qué es lo que deben producir y cómo, a qué precios y a quién deben comprar, a qué precios y a quién deben vender.
El gobierno decreta los salarios que han de percibir los trabajadores y a quién deben los capitalistas confiar sus fondos y en qué condiciones

El intercambio en el mercado se convierte en un mero simulacro.

Como todos los precios, salarios y tasas de interés los fija la autoridad, son precios, salarios y tipos de interés solamente en apariencia, y en realidad representan sólo los términos cuantitativos de las órdenes autoritarias que determinan el ingreso de cada ciudadano, su consumo y su nivel de vida.
La producción la dirige la autoridad, no los consumidores. El consejo central de la producción es supremo, y los ciudadanos no son otra cosa que empleados públicos. Este es el socialismo- zwangswirtschaf- con la apariencia externa de capitalismo”, similar al denominado “socialismo del siglo XXI” – nacido en el Foro de Sao Paulo– en Latinoamérica.
Se retienen algunos de los rótulos de la economía de mercado, pero denotan algo por completo diferente de lo que significan en dicha economía.

Al terminar la guerra, los Aliados no implantaron una política muy diferente en la zona no ocupada por el ejercito rojo. Los Aliados establecieron un férreo control de precios, salarios y en general, sobre toda la economía. La violenta inflación había devaluado por completo la moneda alemana del Reich. Las tiendas estaban vacías. Tres años después de terminada la guerra, la escasez era total en medio de la devastación

Ludwig Erhard

En el invierno de 1948, los aliados nombraron director económico al corpulento economista fumador de puros Ludwig Erhard, antinazi acérrimo (siendo Canciller Konrad Adenauer).

Ludwig Erhard

Erhard, buen conocedor de los textos del economista austriaco F. A. Hayek, estaba convencido de que las regulaciones económicas de los Aliados empeoraban la situación. Había surgido el mercado negro y se empleaban cigarrillos como moneda. Nadie se los fumaba. Y se utilizaba coñac como medio de pago para grandes transacciones. Para remediar esto, los aliados introdujeron el nuevo marco alemán en sustitución del  Reichsmark, pero Ludwig Erhard consideró esta medida insuficiente.

Liberalización por sorpresa

De pronto, sin consultar a nadie, y contra la voluntad de  las autoridades militares y civiles norteamericanas, el legendario Ludwig Erhard, una mañana hizo un sorprendente anuncio radiofónico. Promulgó un decreto mediante el cual se liberalizaron los precios de toda la economía.
De un día a otro, sin informar previamente a los aliados, decidió dejar de ejercer el control sobre los precios. Aquello era inimáginable en las cabezas pensantes de aquel tiempo – estando como estaba un tercio del mundo bajo regímenes comunistas y el resto con economías fuertemente intervenidas-. Previamente a la emisión radiofónica, Erhard, habia reunido en secreto, en sus cajones, todas las ordenanzas de reglamentación.
Hizo el anuncio un domingo, estando seguro que toda la burocracia administrativa que tenía en contra, no iba a ser capaz de trabajar y reaccionar.

Al día siguiente, el general Lucius Clay, comandante en jefe de las fuerzas de EEUU en Europa, gobernador militar de la zona de ocupación de EEUU en Alemania y adjunto de Eisenhower, le exigió explicaciones.

General Lucius D. Clay

– ¿Que ha hecho? dijo Clay. Ha alterado el control sobre los precios de los Aliados.
– General, contestó Erhard, no lo he alterado. Lo he abolido.
– Clay replicó: mis asesores me aseguran que es un gran error.
– Erhard respondió: General, mis asesores me dicen lo mismo.

El General Clay se puso de parte de Ludwig Erhard.

412197616-mercado-de-frutas-proveedor-escasez-de-alimentos-zona-de-ocupacion-sovietica

De la noche a la mañana desapareció el mercado negro.

La gente dejó de acaparar bienes y se pusieron a la venta productos que no se habían visto en 10 años. Esto puso en marcha a los mercados con libertad de precios. Los escaparates vacíos de las tiendas se llenaron con los productos que empezaron a salir a la luz. Un Estado de Derecho con moneda estable, combinado con libertad individual y contratos libres protegidos por la Ley fueron el origen del denominado “milagro económico alemán“.

Tan sólo 10 años después, Alemania era la primera potencia económica de Europa, posición que nunca ha abandonado, siendo hoy la cuarta potencia económica del mundo (la quinta por PIB).

Nos preguntamos cómo es posible que países -por ejemplo africanos-  cuya población vivía en la absoluta miseria hace 50 o 60 años, hoy día sigan siendo paupérrimos, comparado ese estancamiento con lo sucedido en Alemania en tan sólo una década.

Deberíamos preguntarnos también, sobre todo actualmente, que resurgen populismos de derecha e izquierda por doquier, cómo es posible que países que salieron de la pobreza y llegaron a tener las rentas per cápita más altas del mundo, como Argentina, Venezuela o Cuba, hoy día tengan economías devastadas o al borde del colapso.

Bien pues, … no hay que preguntarse por la causa de la pobreza. La pobreza es el estado natural del ser humano. Hay que preguntarse cual es la causa de la riqueza. La respuesta es la Libertad Económica.

 

http://la-accion-humana.blogspot.com.es/2016/03/berlin-julio-de-1945-video-en-color-las.html?spref=fb

Un comentario en “Las causas de la riqueza – Ludwig Erhard – Abolición del control de precios

Deja un comentario