Al Gore ve peces de colores nadando por las calles de Miami

Al Gore ve peces de colores nadando por las calles de Miami

Al Gore y sus predicciones son mas falsos que un euro de madera, pero no le importa, no le importa que NINGUNA de sus predicciones se hayan cumplido ni remotamente, no le importa que la temperatura no haya subido en 2 décadas, no le importa que el nivel del mar no haya subido mas que lo que lleva subiendo desde hace casi 1 siglo, no le importa que la pérdida de hielo de Groenlandia sea insignificante, no le importa que el argumento principal de la iglesia del calentamiento global acojonante se desvanezca según pasan los años.

¿cuál es este argumento irrefutable? básicamente que las emisiones de CO2 son las culpables del aumento de la temperatura global. Esto se ha demostrado falso, las emisiones siguen incrementándose y la temperatura no discurre por la misma senda alcista

Al Gore ve peces de colores nadando por las calles de Miami

Plaza Moyua 13 Junio 2017

Luis Plaza, no quiero cambiar el hilo de tus entradas, pero este ha sido uno de los momentos más descojonantes que he vivido. Al Gore asegurando que ha visto peces del mar nadando por las calles de Miami debido a la subida del nivel del mar. Para que despiertes con una risa. La verdad es que no han bajado los precios de los pargos, ni el de los meros. Pero bueno…

Saludo cordial!!

Añadido (PM).

Gracias, Luis. Al cantamatinas mayor del calentamiento global le preguntan por qué no se ha producido la catástrofe que había anunciado, para ahora, hace diez años. La idea con la que promocionaba su repugnante película de 2007 era que si no se tomaban drásticas medidas, en diez años llegaría un punto de no retorno y una verdadera emergencia planetaria.

 

Y Cantamatinas contesta con tres pepinos atómicos.

1- Las emisiones se han frenado algo, incluso han empezado a descender. Como quien dice que aunque no se han tomado medidas drásticas, tal vez haya habido medidas drastiquitas suficientes como para hacer una diferencia. Y por eso.

Y por eso, mis narices. Medir las emisiones es un ejercicio bastante delicado. No hay contadores en las chimeneas. Pero es que además no son las emisiones las que producen el efecto que se quiera imaginar, sino la concentración en el aire en cada momento. El asunto depende tanto del CO2 que entre en la atmósfera como del que sale. Y no ha habido ningún freno en el aumento de la concentración, que además sí es algo que miden con mucha precisión.

Datos hasta diciembre de 2016:

Esto es la medida de un observatorio nada más. Pero tienen varios repartidos por el mundo, y se mide también con satélites. Que aunque es una medición que lleva mucho menos tiempo, sirve para ver que el gas se reparte tan bien por el globo que la diferencia entre unas zonas y otras de la atmósfera es del orden de un puñado de ppm. Con la medida de Mauna Loa basta de sobra para saber lo que queremos. Que Al Gore miente.

Y este es el problema de siempre con los alarmistas del clima. No ya que mientan, es que son mentiras de risa que descubre hasta un niño con una tablet. No es una conspiración; es una payasada. Una alucinación colectiva. Tal vez la mayor de la historia de humanidad.

2- Pececitos en las calles de Miami. Y supongo que la gente circula con escafandra. Lo que Gore diga. El problema es que pase lo que pase en Miami, hay otros sitios donde el nivel del mar baja. Y los frailes del clima podrían decir que visto lo que pasa en Ecuador, donde los peces están cada vez más lejos, lo que viene es una glaciación.

Y el problema es que el nivel del mar global no está subiendo ahora a mayor velocidad que la que llevaba a mitad del siglo pasado. Es decir, que ahora no hay ningún problema distinto del que había entre hacia 1940 y 1960, cuando no había ningún problema. No hay diferencia en el “problema”, que no existe; sólo hay diferencia en el alarmismo. Por entonces la moda era distinta y se alarmaban con otras películas.

 

3- Groenlandia está perdiendo un kilómetro cúbico de hielo cada día. Bueno, es algo menos. Como 200 al año. Pero no es una cifra disparatada. Aunque sí es irrelevante. La capa de hielo de Groenlandia no es un casco estático. Siempre está creciendo o disminuyendo, y se puede esperar que sea en las fases de calentamiento cuando disminuye. Y puede parecer espectacular hablar de 200 Km3 al año. Hasta que miras en Wikipedia cuánto hielo hay sobre Groenlandia. Casi tres millones de Km3.

Nos perdemos en cifras tan grandes. Pero se puede hacer el consabido dibujito. Ponemos en 2016 la cantidad total de la capa de hielo de Groenlandia, y le quitamos cada año del futuro lo que está perdiendo anualmente. Los terribles 200 Km3 esos.

Dentro de 30 años:

 

Dentro de 100 años:

 

Joé, ni se nota. Pongamos 300 años:

¡La pera! Eso es lo que significa 200 Km3 al año. Literalmente nada. Y si queremos pensar en el aspecto planetario de esa crisis, se trataría del nivel del mar. Se puede visualizar bien la emergencia planetaria con los mismos dibujitos de arriba. El total de ese hielo, la raya azul, representa unos 6 metros de nivel del mar. Si se deshace toda, y se queda en cero, el mar sube seis metros. Que, a este ritmo que tanto escandaliza a Al Gore, es nada. Literalmente nada. Una crisis planetaria de nada.

Sí, uno puede imaginar (o inventar) procesos por los que el deshielo aumente en el futuro, y Groenlandia pierda su hielo en 3.000 años en vez de en 14.000. Que ya es acelerar. Si no recuerdo mal ese es el máximo prodigio de modelos que han conseguido fabricar. Pero es que seis metros en 3.000 años sale a dos milímetros al año. Que es el ritmo aproximado del siglo XX, cuando nadie veía un problema en la subida del nivel del mar. Vaya, menos los pececitos de Miami. Que monten una pesquería, o un parque de submarinismo futurista, y ese acaba la emergancia planetaria.

Este es el cuento de hoy. El cuento del Calentamiento Global Acojonante. Y mañana, ya veremos

Fuentes

Jevrejeva et al 2014:

NOAA:

DMI:

Al Gore ve peces de colores nadando por las calles de Miami

Deja un comentario