Desigualdad en USA II (y Piketty superstar)

Desigualdad en USA II (y Piketty superstar)

La mayor desigualdad se explica por el cambio de las estructuras familiares de los últimos años, con mas familias monoparentales y mayor inmigración de países muy pobres, sin embargo la pobreza ha disminuido

Desigualdad en USA II (y Piketty superstar)

 Arturo Taibo 4 enero 2016
 
Hace unos meses publiqué éste artículo acerca de la desigualdad en USA. Prometí una segunda parte y aprovechando que el tema está de rabiosa actualidad debido a la publicación del libro “El capital en siglo XXI” de Thomas Piketty en el que se nos presenta una apocalíptica vuelta al siglo XIX y a la desigualdad extrema.

En el anterior capítulo enumeré los diversos fallos que se hacen en los informes que miden la desigualdad :

a)

Se considera que los grupos de renta son homogéneos, pero la realidad es que ni el 1 % más rico ni el 50 % más pobre están compuestos siempre por las mismas personas. Eso significa que no existe ese 1 % más rico que acapara la riqueza sino que lo que hay es un 4 %, un 5 %, probablemente más si se toma un periodo mayor, de hogares que pasan por esos ingresos máximos del 1 % más rico.

b)

No se toman en cuenta la inmigración de países pobres de personas con poca formación y que por tanto incrementan el número de pobres relativos en un país rico como USA, además producir un presunto aumento de la desigualdad que no es tal en la vida real.

En general los medidores de la desigualdad de rentas no miden tal cosa, si no que lo que hacen es una continua selección de los más pobres y de los más ricos independientemente del grupo al que pertenecían antes, ¡¡o de si antes no pertenecían a la población que se estudia!!, con lo cual decir que “los más ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres” es una falacia.

Un inciso: hay gente que dice que la movilidad social en USA es baja en comparación con la de los países de la UE, pero la movilidad social es un juego de suma cero (siempre va a haber un 20 % más rico y un 20 % más pobre), eso quiere decir que en una sociedad compuesta por las mismas personas, una gran movilidad al alza de los más pobres supone una gran movilidad a la baja de los más ricos o de la clase media… lo cual no es tan positivo.

Pero hay más:

1.- Cambio en la estructura familiar.

En USA (y en todos los países desarrollados) la pobreza varía según el tipo de familia. Las familias monoparentales (en su inmensa mayoría compuestas por la madre y sus hijos) son más pobres que las familias donde los dos padres están presentes. Esta mayor pobreza deriva del hecho de que hay menos personas en el hogar capaces de generar rentas ya sea directamente con trabajos o negocios o indirectamente con el trabajo en el hogar y el cuidado de los hijos.

Sin embargo la pobreza ha disminuido entre las familias monoparentales, pero paralelamente su número ha aumentado extraordinariamente en los últimos 30 años y no sólo fruto de separaciones o divorcios sino también de decisiones de la propia madre, aunque en la mayor parte de los casos es debido al abandono del hogar por parte del padre en cuanto se tienen hijos, fenómeno este crucial para explicar la pobreza entre la población negra.

Como consecuencia se da la paradoja de que aunque disminuya la  pobreza entre las familias monoparentales, y la pobreza entre las familias con los dos padres esté en el año 2012 por debajo del 10 %,  la pobreza aumenta, porque la proporción de hogares con sólo uno de los padres (y donde es la pobreza es mucho mayor, triplicando a la de los hogares con los dos padres) con respecto a la de los hogares con los dos padres aumenta.

De hecho simplemente si se hubiera mantenido la estructura familiar (familias con dos padres vs familias con uno sólo de los padres) del año 80 la pobreza solo habría aumentado una décima, en vez de pasar de un 13 % a un 15 %.

2.- Cambio en la composición racial.

De nuevo en este aspecto el cambio en la composición racial en USA ha sido importantísimo en los últimos 32 años. Y de nuevo este aspecto no es tenido en cuenta por los “estudios” sobre la pobreza.

En 1980 el 80 % de la población de USA era de raza blanca y de origen europeo (ingleses, irlandeses, escoceses, franceses, alemanes, holandeses, italianos, polacos, rusos, griegos en un 99 %).

En 2012 sólo el 60 % de la población responde al anterior perfil de caucásicos de origen europeo. Hay ahora un 17 % de hispanos (de cualquier raza), un 14 % de negros, un 7 % de asiáticos y 2 % de mestizos y población nativa.

Excepto en el caso de los asiáticos, que por término medio son más ricos que los blancos, en los otros casos las tasas de pobreza son muy superiores.

Y como en el caso de las familias, aunque la pobreza tanto en hispanos como entre negros ha descendido en los últimos 32 años, al aumentar la proporción de estos dos grupos con respecto a los blancos (en 1980 había cuatro blancos por cada hispano o negro y ahora hay menos de 2 blancos por cada hispano o negro) la pobreza en el conjunto de la población aumenta.
Si se hubiera mantenido la proporción de razas que había en 1980 la pobreza no hubiera aumentado sino que habría disminuido ligeramente.

Consideraciones finales.

Hay más factores. Por ejemplo ha habido una emigración hacia USA de gente con altos ingresos de otros países (por ejemplo franceses) atraídos por los bajos impuesto y/o las empresas de alta tecnología.

Es de señalar que una parte importante de la desigualdad se debe no al 20 % más rico, ni siquiera al 1 % o al 0,1 % sino a los superricos al 0,01 %… aunque también este grupo social es dónde más movilidad existe.

Tampoco se hace referencia en el informe de inequality a las reformas fiscales de los años 80 , que por sí solas,  justificarían un 30 % del aumento de la desigualdad, al hacer que la gente declare como ingresos personales algunos de los que antes se quedaban en beneficios empresariales.

Tampoco se menciona el espectacular aumento de la población reclusa (2 millones en su mayoría jóvenes varones negros o hispanos), todos ellos superpobres, debido a la guerra contra las drogas, otro fiasco del Estado.

Y tampoco se menciona el impacto de las donaciones que suponen en USA unos 200.000 millones de dólares al año.

Insistir finalmente en que la principal causa de la desigualdad sigue siendo la falta de trabajo. Aunque la globalización haya introducido una mayor competencia en los trabajos menos cualificados, que es en parte la causa de los menores salarios en esa parte de la población activa, hay que señalar que mientras que

en el hogar medio pobre hay 0,5 personas trabajando en el hogar medio rico hay 2 personas. Si ajustásemos la renta de los hogares por personas trabajando, y no meramente por las personas o la edad que los componen, nuevamente la pobreza y la desigualdad se vería reducida drásticamente.

Es por eso que en mi opinión la mejor de las maneras de acabar con la pobreza en USA sería la subvención de los trabajos peor pagados mediante impuestos negativos. Para mi la opción de pagar a la gente por nada es inaceptable.

 

Estudios que no estudian nada.

El presunto aumento de la pobreza y la desigualdad en USA en los últimos 32 años ha generado múltiples estudios pero casi todos ellos parecen más dedicados a apuntalar una visión anticapitalista, que en tratar de entender el fenómenos que dicen estudiar… aunque ni el liberalismo ni el capitalismo viven su edad dorada en estos últimos años, contra lo que nos quieren hacer creer (impuestos, regulaciones…).

Se olvidan de los profundos cambios en la sociedad yanki en estos años: movilidad social, inmigración masiva procedente de países pobres, cambios en la estructura familiar y racial, cambios fiscales, inmigración de superricos, cambios en la demanda de los factores productivos, aumento de la población reclusa, donaciones.

En definitiva se hacen estudios sin la más mínima profundización en los cambios reales en USA durante los últimos 32 años… ¡¡Como si no se hubieran producido esos cambios!!

Pero la realidad es que la sociedad yanqui de 2012 no se parece en nada a la de 1980, y de hecho más del 40 % los 310 millones de habitantes no había nacido o no vivía en USA hace 32 años.

Pero además, la educación y las vivencias de esos nuevos 130 millones de habitantes difieren radicalmente de la de sus padres en los años 50, 60 o 70 y muchos de ellos llegaron a USA sin conocer el idioma y la cultura y con un total desarraigo social.

También esconden la mayoría de los estudios que la renta per cápita real en USA ha aumentado un 30 % entre 1980 y 2011 (aunque para el 20 % más pobre sólo aumentó un 3,5 %… pero como muchos de esos pobres vienen de países superpobres en realidad su renta ha aumentado espectacularmente: el 100 % o más!! si no no cruzarían la frontera).

Tampoco nos dicen que la renta per cápita en USA (en 2011) es un 30 % mayor que en la media de los 15 países más ricos de la UE. O que los pobres en USA son por término medio un 10 % más ricos que los de la UE-15, incluso si tomamos los países más ricos de la UE, es decir si eliminamos a Portugal, Grecia y España los pobres europeos siguen siendo un 3 % más pobres que los pobres yanquis.

Se podría intentar un estudio de la evolución de los más pobres en USA. Lo primero que veríamos es que el 50 % dejaban de serlo al cabo de 10 años. Pero nos enfrentaríamos a un problema de falta de datos. Aunque la mayoría de los pobres han dejado de serlo y han sido sustituidos en su mayoría por inmigrantes de países pobres o por jóvenes que entran en el mercado laboral, no es posible saber con precisión las cantidades. Tampoco podemos saber exactamente qué cantidad de pobreza es achacable al crecimiento de los hogares monoparentales o a las drogas.

Es evidente que va a haber inmigrantes hispanos en familias monoparentales que son pobres y que no tenemos datos para saber a qué clase pertenece cada pobre y su evolución a lo largo del tiempo y evitar duplicidades.

Tampoco podemos saber qué hubiera sucedido si con políticas fiscales más agresivas se hubiera impedido a algunos ricos ser más ricos. ¿Se habría mantenido la riqueza o simplemente esos ricos serían menos ricos, pero los pobres seguirían siendo igual de pobres? ¿El aumento de la renta de los más ricos es consecuencia de que menores impuestos incentivan la creación de riqueza o los ricos producirán lo mismo independientemente de la presión fiscal?

¿Qué tanto por ciento de pobreza explican el aumento de las familias monoparentales, la guerra contra las drogas, los gettos, la competencia de trabajadores no cualificados de países pobres, el mal funcionamiento de la enseñanza pública, las políticas del gobierno y la FED?

Nada, nada, nada, de todo lo anterior se estudia en esos estudios e informes por lo que sólo cabe decir que no valen nada.

 

Piketty superstar.

El economista francés ha llevado al límite la manipulación sobre el tema de las desigualdades. Y digo al límite porque en su libro no sólo no corrige ninguno de los defectos de los estudios tradicionales, sino que ni siquiera incluye los cambios que generan los impuestos y su redistribución.

El 20 % más rico de los yanquis paga, por término medio, un 23 % de sus ingresos en impuesto sobre la renta. Al mismo tiempo los programas sociales suponen una transferencia de 900.000 millones de dólares al año a los hogares más pobres.

Además se da el caso de que toma la renta del año 2011, cuando los ingresos de mercado (salarios), de los más pobres, habían disminuido por la crisis, mientras que los ingresos del Estado, de los más pobres (que Piketty no tiene en cuenta) habían aumentado por las ayudas y subsidios.

Como se puede ver  AQUÍ la renta de los más pobres si tomamos el total (ingresos de mercado y de Estado) apenas disminuye debido a la crisis… pero si hacemos como Piketty y sólo tomamos los ingresos de mercado (que disminuyeron para los más pobres por el aumento del paro y la disminución de horas de trabajo y salarios) entonces los ingresos de los más pobres disminuyen y por contra (y dado que los ingresos siempre se hacen por comparación y no en términos absolutos) !!Los ingresos de los más ricos aumentan!!

Y por supuesto Piketty se cuida mucho de decir que tanto los muy pobres, como los pobres, como la clase media en los años 50 y 60 del siglo pasado, eran mucho, mucho más pobres en términos absolutos que hoy.

 

 

Nadie querría volver a  los “años dorados” cuando se enterase de que eso iba a suponer menos ingresos reales y menor bienestar, por mucho que supuestamente la desigualdad fuese menor en los años 50,60 y 70.

Por cierto que la pobreza en USA en los años 50 o 60 en USA era mayor que durante los años de la Gran Recesión (2008 – 2012) !!!

La teoría de Piketty no se sostiene porque los ricos no son siempre los mismos, porque hay inversiones ruinosas, porque el capital no es homogéneo (como nos dice Rallo, cien cafeteras no son igual a una locomotora).

Si la teoría de Piketty (los ricos cada vez serán más ricos puesto, que la acumulación de capital y los intereses cada vez les producirán más ingresos) funcionase entonces ¿Por qué los superricos no son siempre los mismos?

En el fondo los argumentos y los datos son irrelevantes en este asunto. Porque no se trata de Economía, ni de hacer Ciencia, sino de hacer política y política en el más abyecto sentido del término. Se trata de manipulación y mentira descarada, para apoyar un proyecto ideológico de carácter netamente totalitario.

Cuando se predeterminan los resultados, las objeciones científicas, como las que he hecho hasta ahora, sobran.

Piketty simplemente quiere demostrar, que la única manera de frenar las desigualdades, el aumento de la riqueza de los más ricos hasta valores disparatados, es con una política fiscal rayana en la confiscación.

En Francia, por ejemplo, el Estado supone el 57 % del PIB y como de alguna manera hay que justificar el 10 % de paro y el estancamiento económico, pues se atiza a los ricos para que el tamaño del Estado crezca al… ¿65 %? ¿70%? Y luego ¿qué? Pues sucederá lo que ha sucedido siempre: dirán que si la promesa del Estado igualitario no funciona, no es porque la idea sea mala o equivocada, si no porque el Estado aún no tiene suficiente tamaño.

Al fin y al cabo si el Estado ha alcanzado el tamaño que ha alcanzado y aún se considera que su tamaño es insuficiente ¿Cuál es el límite? ¿Con qué tamaño el Estado podrá ofrecer los resultados que esperan los estatistas? Nadie lo sabe.

A nada de eso responde Piketty.

Tampoco se plantea cuál es el nivel absoluto en que se considera que una persona o familia deja de ser pobre y cómo alcanzarlo, que debería ser lo importante, puesto que (para mí) lo importante es acabar con la pobreza y con las desigualdad de oportunidades y no con la desigualdad de resultados.

 

¿Es esto la Economía?

Pues sí, desgraciadamente a esto a quedado reducida la Ciencia Económica. Palabrería, mentiras, demagogia y nada de buscar soluciones a los problemas. Y si hay una crisis a imprimir billetes… aunque la causa de la crisis haya sido precisamente imprimir billetes. Lo que se dice un asco.

www.desdeelexilio.com/2016/01/04/desigualdad-en-usa-y-ii-y-piketty-superstar/

Deja un comentario