Criopreservación, ¿ciencia o ficción?

Criopreservación, ¿ciencia o ficción?

La criopresevación se usará mientras la tecnología no sea capaz de resolver ésa enfermedad crónica llamada muerte. En pocas décadas habremos solucionado dicha enfermedad y no necesitaremos la criopreservación, de hecho tendremos que revertir el proceso, en los cientos de humanos que hoy están en ése estado, para devolverles a la vida y solucionar la patología por la que murieron.

Criopreservación, ¿ciencia o ficción?

Carlos Biurrun 15 Enero 2017

Los avances científicos en materia de salud y las investigaciones sobre trasplantes de órganos hacen pronosticar a científicos sobre los cambios que se producirán en la esperanza de vida y la superación de enfermedades actualmente mortales. Ello hace que surjan movimientos en defensa de criopreservación o hibernación del cuerpo.

Sin duda el adalid de esta fórmula de preservación y alargamiento de la vida es el Profesor José Cordeiro que nos acompañó el pasado noviembre en Insurance World Distribution Challenges 16.

Ofrecemos la entrevista que le hemos realizado que esperamos plantee un gran debate. Muchas de las ideas y propuestas nos transcienden pero en modo alguno creemos que sean descabelladas.

Profesor Fundador de Singularity University, NASA y Director del Millennium Project

Jose Cordeiro, MBA, PhD (www.cordeiro.org)

COI.

Profesor Cordeiro, Hemos leído o escuchado afirmaciones suyas como que “en 2045 podríamos alcanzar la inmortalidad”, dado el énfasis que pone en la defensa de estas afirmaciones hemos de pensar que detrás de dichas palabras hay una base científica que le ayuda a creer en ellas, o son simples deseos basados en la posible evolución de la tecnología actual.

JC.

Las tendencias son claras con base a los avances científicos exponenciales. Después de la secuencia del genoma humano, se está comprendiendo la base genética de todas las enfermedades, incluso del envejecimiento. Hoy muchos investigadores consideramos que el envejecimiento es una enfermedad, pero una enfermedad curable, y que podemos curar en menos de tres décadas. La secuencia del genoma está permitiendo informatizar la medicina. Google creó una compañía llamada Calico (California Life Company) con el propósito de curar el envejecimiento en 2013, y están invirtiendo más de 1,5 millardos de dólares en una década.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, y su esposa médico Priscilla Chan han creado una fundación con el objetivo de curar todas las enfermedades en este siglo, incluyendo el envejecimiento, y han comenzado con una donación de 3 millardos de dólares. Microsoft también anunció en 2016 que espera curar el cáncer en una década, pues hoy se pueden estudiar las mutaciones que generan el cáncer y tratarlo como un virus informático. No es lo que yo dijo, es lo que están haciendo Google, Facebook, Microsoft y otras compañías que están informatizando la medicina para curar todas las enfermedades en el futuro.

COI.

Profesor, si fuera cierto que el hombre es capaz de vencer a la muerte para el 2045 ¿será un privilegio para ricos? ¿se podrá considerar un privilegio, pero será difícil de llevar a la práctica en un planeta abocado al desastre como vaticinan algunos? ¿se están haciendo avances tecnológicos para hacer verdaderamente habitable la Tierra?

JC.

Todas las tecnologías comienzan caras y malas, pero cuando se masifican se vuelven baratas y buenas. Como ejemplo recordemos que los primeros teléfonos móviles eran muy malos y solo para ricos. Hoy los teléfonos móviles son muy baratos y buenos, de hecho, actualmente todo el mundo en todo el mundo puede tener un teléfono móvil si quiere, hasta en los lugares más pobres de África o India. Lo mismo ha ocurrido con la secuencia del genoma humano, que costó más de 3 millardos de dólares y tomar una década a finales del siglo XX, y en poco tiempo costará tan solo 10 dólares y se tendrán los resultados en segundos.

La medicina gracias a los avances exponenciales en biotecnología e informática estará al alcance de todos al pasar de cara y mala a buena y barata. Gracias también a las nuevas tecnologías estamos viviendo en un mundo cada vez más limpio. Mientras los países se vuelven más prósperos, las preocupaciones de la gente hacen que trabajemos para construir un mundo cada vez mejor. Las teorías apocalípticas, maltusianas, luditas y neoluditas siempre han perdido gracias al avance de la ciencia para el bien de la humanidad y del mundo.

COI.

Profesor Cordeiro, si podemos saber cuándo vencerá el hombre a las enfermedades ¿para cuándo está previsto abandonar los combustibles fósiles como fuente de energía? ¿cómo será la fuente de energía principal para la humanidad?

JC.

Yo estimo que en tan solo dos décadas más ya no se usen combustibles fósiles sino energías renovables. Estamos pasando de un mundo de energía sucia y mala para un mundo de energía limpia y buena. Los combustibles fósiles se van a quedar fósiles, al igual que ya está comenzando a ocurrir con el carbón que no se utiliza ya más para nuevas plantas. Sin ninguna duda, la gran fuente de energía del futuro será la energía solar, que está creciendo exponencialmente y por eso en tan solo dos décadas podrá ser la fuente principal de energía para la humanidad. De hecho, la energía solar, que viene de la fusión de átomos de hidrógeno, podrá ser la fuente de energía para una civilización más allá de nuestro pequeño planeta.

COI.

Con escenarios de superación de las enfermedades y de la muerte, ¿cómo van a evolucionar la medicina y los servicios de salud?

JC.

Vamos a pasar de una medicina general a una medicina personalizada, donde cada individuo tendrá prescripciones de acuerdo a su propio genoma. También pasaremos de una medicina curativa a una medicina preventiva. En el futuro, no vamos a curar las enfermedades, las vamos a prevenir antes de que aparezcan.

COI.

Profesor Cordeiro ¿está pensado el plan macroeconómico mundial para poder soportar una humanidad “inmortal”?

JC.

El mundo está lleno de recursos que todavía no hemos aprovechado. Además, la tecnología nos permite cada vez hacer más con menos, de forma que el futuro podremos vivir mejor utilizando menos recursos. Con nuevas tecnologías como la tecnología ni siquiera habrá basura en el futuro, solo habrá materia prima en el lugar equivocado. Adicionalmente, nuestro planeta es un pequeño planeta en un pequeño sistema solar, en una pequeña galaxia en un universo básicamente infinito.

El universo está lleno de recursos y posibilidades para el futuro, y ya hay planes para iniciar la colonización de Marte en tan solo una década. Al igual que hace miles de años salimos de África para colonizar el resto de nuestro pequeño planeta, en las próximas décadas iniciaremos la colonización del sistema solar y luego viajaremos a otros planetas de la galaxia.

COI.

Profesor, otra de sus afirmaciones es que para 2029 habrá ciborgs (criatura con parte humana más parte cibernética) difícilmente diferenciables con las personas humanas plenas tal y como hoy las conocemos, incluso usted comenta que mentalmente dichos ciborgs serán superiores a los humanos actuales. ¿Es el principio del fin de las democracias, vuelven las dictaduras como formas de gobierno preponderantes? Los ciborgs en malas manos pueden ser un gran peligro difícilmente controlable ¿no cree esto profesor?

JC.

Cada vez estamos incorporando más tecnología en nuestros cuerpos, y pronto la utilizaremos para aumentarnos. Por ejemplo, hoy las gafas las utilizamos para tener una visión “normal”, pero podemos usarlas para tener una visión mucho mejor, superior a la actual. Ya existen los primeros ciborgs entre nosotros, personas que tienen marcapasos, prótesis, dientes artificiales y muchos otros aparatos incluso dentro de sus cuerpos. Esta tendencia va a continuar y nos seguiremos aumentando y mejorando. Nosotros somos los propios ciborgs, no es una invasión de ciborgs de otro mundo, somos nosotros que nos vamos a aumentar, complementar, suplementar.

También seremos más inteligentes gracias a la inteligencia artificial que nos permitirá ser mejores, saber más, incluso ser más humanos. La tecnología permite que sea más humanos, y más que humanos mortales e ignorantes. No tenemos que tener miedo a ser más inteligentes, a lo que tenemos que tenerle miedo es a ser más estúpidos. Tampoco tenemos que tenerle miedo a vivir más y mejor. Los primeros humanos que evolucionaron en África tenían una expectativa de vida promedio de menos de 20 años, y vivían mal, comían peor, estaban sucios y enfermos, quién quisiera vivir hoy en ese mundo primitivo?

COI.

Usted defiende y promueve la criopreservación, como mecanismo de espera, ¿por qué, cómo y cuándo se llevará a cabo?

JC.

La criopreservación humana comenzó hace medio siglo atrás, y desde entonces se han criopreservado cientos de personas. De hecho, la misma tecnología se utiliza para criopreservar esperma, óvulos, embriones, tejidos y órganos. Hoy viven miles de personas que han nacido después de haber sido embriones criopreservados, esa es la prueba de que la criopreservación funciona. Yo estimo que a mediados de este siglo podremos reanimar a las personas que hayan sido criopreservadas. Sin embargo, la criopreservación es solo el Plan B, pues el Plan A es lograr la longevidad indefinida, y el rejuvenecimiento, lo cual espero ocurra en las próximas tres décadas.

De hecho, yo espero estar vivo para verlo, y como me gusta decir siempre: yo no pienso morir. Sin embargo, la criopreservación es el Plan B, y la única posibilidad para las personas que mueran en las próximas tres décadas. En estos momentos, yo estoy coordinando la  primera Cumbre Mundial sobre Longevidad y Criopreservación que se realizará en Madrid del 26 al 28 de mayo. Todos los lectores están muy cordialmente invitados, claro, para las personas que no quieran morir. Los que se quieran morir que se mueran y que no vayan a este evento internacional. Los que quieran vivir y ver el futuro son muy bienvenidos, por favor:

International longevity & Cryopreservation Summit

 COI.

Julio Verne, Isaac Asimov, José Luis Cordeiro ¿en qué orden y por qué?

JC.

En ese mismo orden, tanto por razones históricas como por razones de impacto. Julio Verne fue uno de los creadores de la ciencia ficción moderna a finales del siglo XIX, una ciencia ficción basada en la ciencia real. Isaac Asimov fue un químico que precisamente escribió varios de los libros más impactantes de ciencia ficción del siglo XX. De niño, yo leí muchos de los libros de Julio Verne, y luego de adolescente también leí los de Isaac Asimov.

Ambos me inspiraron a pensar más allá de lo convencional, y a dedicarme a la ciencia y a la tecnología para descubrir y crear nuevas posibilidades. Ahora en el siglo XXI, vivimos en un mundo donde la ciencia ficción se hace cada día más ciencia real. En las próximas dos décadas vamos a ver más cambios que en los últimos dos siglos, vivimos en tiempos realmente mágicos. Este es el mejor momento para estar vivo, construyendo una civilización planetaria, y luego interplanetaria, más avanzada, más inteligente, más longeva, más avanzada, más humana y más posthumana.

http://communityofinsurance.es/blog/2017/01/15/criopreservacion-ciencia-o-ficcion/

Deja un comentario